sábado, 5 de noviembre de 2011

Crisis existencial en las redes sociales.

Hola Amigos. Hoy me animo a escribir esta post y compartir con vosotros este momento que estoy viviendo.

Por un lado tengo cargo de conciencia porque no estoy comunicando tanto bien recibido y me angustia esta situación. Por otro lado, cada día una alegría más intensa inunda mi ser cuando descubro el enorme movimiento de "viudas evangélicas" que entregan su vida a la construcción del Reino. Sí... hay un montón de personas que como bosque van creciendo y laborando desde la sencillez y pobreza en silencio sin que su mano derecha no sepa lo que hace la mano izquierda.

Sí... así lo has querido Señor y estoy convencido que así lo sigues quieriendo. Sólo desde esa entrega, desde ese dar sin medida uno puede intuir la belleza y la fuerza de tu Palabra real y efectiva.

Estas semanas, como comenté en el anterior post, están siendo de bastante trabajo y algún sacrificio, pero están resultando muy enriquecedoras.

Estamos liados en otras historias y otros proyectos, proyectos piadosos y buenos diferentes al pensado para el ciberespacio, casi no da tiempo para postear o tuitear. Tengo es fondo agridulce aneriormente comentado.

Pero también tengo la certeza de que Dios enviará obreros a este campo y enviará buenos trabajadores. Es Él quien reconstruye la casa y somos nosotros quienes tras sembrar y trabajar recogemos contentos.

Bendiciones. Paz y bien.

3 comentarios:

Angelo dijo...

Y si no recogemos no importa, lo importante es sembrar y es grande el campo que en este blog siembra. Por eso doy gracias a Dios.
UN abrazo y mi oración por los proyectos

Gizatar dijo...

Gracias Angelo. Tienes razón, no pasa nada si no se recoge.

Ahora tengo poco tiempo para visitar los blog, pero ya llegaran mejor época.

Unidos en la oración.

Salvador dijo...

Sin duda, amigos y hermanos, el SEÑOR construye la Casa. ÉL es la piedra angular y todo descansa en ÉL.

Cuantas veces experimento mi propia impotencia y, gracias a eso, me vuelvo a ÉL. Ahora mismo, próximo ya a celebrar un nuevo Cursillo de Cristiandad, no encuentro obreros que venga a saborear y trabajar en la Viña del SEÑOR.

Y miro para ÉL, siento mi propio fracaso, pero percibo un guiño de ÉL que me alienta y me sostiene. Mi confianza queda sostenida y depositada en ÉL. Ni pretendo comprenderlo, solamente me fío.

Gizatar, te he enlazado en "40 días por la vida", y voy a hacer lo mismo contigo Angelo.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Entradas populares

Campaña Internacional para nombrar el 16 de Abril como: Día Internacional contra la Esclavitud Infantil. Entra en la página web y coloca esta imagen en vuestro Blog.